Kalamata, la ciudad de los olivos y de mucho más.

May 2, 2021 | Uncategorized

Picture by Edu Van Gelder

Casi todos conocemos las aceitunas de Kalamata, pero que más sabemos de esta hermosa ciudad en el sur de Peloponeso?

Kalamata es en el suroeste del Peloponeso, capital de la prefectura de Mesenia y puerto del sur de Grecia continental. Está construida al pie del monte Kalathi (borde de Taygetos), en el corazón del golfo de Messina. Se encuentra a 239 km de Atenas y 215 km de Patras. Según el último censo (2011) tiene 54.567 habitantes.

Kalamata es la segunda ciudad más grande del Peloponeso (después de Patras) y su historia comienza con Homero, quien menciona a Fares, una antigua ciudad construida alrededor de donde se encuentra hoy el castillo franco de la ciudad. Es un importante centro urbano, económico y comercial de la región, así como el centro administrativo de la prefectura de Mesenia.
Kalamata tiene una intensa vida nocturna, ya que combina maravillosamente la montaña con el mar. Las facultades de la Universidad del Peloponeso se encuentran en Kalamata. En los últimos años se han realizado amplias reformas que han cambiado la imagen de la ciudad, mientras se ha construido un carril bici, que parte del mercado, a la parte norte de la ciudad y atraviesa toda la ciudad en una ruta mágica pasando por las plazas principales ,el parque de los trenos y termina en la playa. En Kalamata, todos los años se organizan grandes eventos culturales de alta calidad, siendo el principal el Festival Internacional de Danza.

En general, Mesenia tiene un clima suave y templado (excepto, por supuesto, las zonas montañosas que son más duras), ya que el rango termométrico anual es de alrededor de 13-19°C. Las lluvias son abundantes y caen en invierno. Los veranos son calurosos y secos. Las precipitaciones varían desde los 600 mm en el sur de la Prefectura hasta los 1500 mm en las más montañosas. Todo esto hace que la llanura mesiniana sea ideal para el cultivo de productos tempranos y tardíos, especialmente hortalizas pero también cítricos y la conocida aceituna, siendo las principales especies la aceituna Kalamon y la aceituna Koroneiki.

En la zona de Mesenia hay grandes olivares que cubren la mayor parte de la tierra cultivable de la región. El ecosistema del «olivar», además de su contribución a la economía y el empleo, es un elemento importante de la naturaleza. El hecho de que crece en ambientes difíciles y secos, además de la flora y fauna que sustenta, también retiene valiosos recursos naturales, como el suelo y el agua. El olivo permanece vivo y productivo durante siglos sin mucho cuidado humano. Estas aceitunas milenarias se han conservado en diversas zonas. El olivo que se encuentra en el patio de la Fundación Nacional de Investigaciones Agrícolas de Kalamata) ha sido designado monumento natural protegido, como representante de la variedad «Kalamata». Si uno visita la zona entre Noviembre y Febrero tendrá la oportunidad de ver de cerca el proceso de recolecta y tansformacion del oro verde como suelen llamarlo.

Dominante en todo este paisaje natural es la cordillera de Taygetos, que es una cordillera con una larga cresta de 115 km de largo, 30 km de ancho y una superficie total de 2.500 km² y es un ecosistema raro, tanto por flora y por su fauna.
La sierra de Taygetos está cubierta en su totalidad por un denso bosque con árboles dominantes, abetos y pinos. Junto con los pueblos de montaña de Taygetos, son un ecosistema de especial belleza natural que necesita protección. Más de 700 especies de plantas componen la rara flora de Taygetos, de las cuales 120 son plantas endémicas griegas, mientras que 32 se encuentran exclusivamente en Taygetos. También es el hogar de una gran cantidad de vida silvestre y aves. Se han observado 85 especies de aves, 19 mamíferos y 33 reptiles, y es una de las dos áreas más importantes del Peloponeso para mariposas e insectos. Las formaciones montañosas de Taygetos componen su belleza salvaje y son un desafío para caminantes y escaladores. Las áreas del baranco de Nedontas y del monte Taygetos se han incluido en la red internacional Natura 2000 como protegidas.

Kalamata, aunque es una ciudad costera, se extiende a lo largo del eje norte-sur y no a lo largo del mar. El florecimiento del comercio y la industria durante el siglo XIX. y las primeras décadas del siglo XX. acortó la distancia entre el castillo y la costa y le dio a la ciudad su forma alargada actual. Hasta principios del siglo XIX, el «corazón» de Kalamata latía en el castillo y sus alrededores. Huertas con moras e higos, huertas y pantanos se extendían desde el castillo hasta la orilla, que estaban separados por una media hora. Su característica principal son las calles estrechas, las casas con techos de tejas rojas y la abundancia de flores.
La primera reunión residencial significativa y relativamente organizada se sitúa alrededor del castillo en el período 1830-1860. En 1860 se fundó el nuevo asentamiento de la playa y pretendía ser el sitio del futuro puerto.

En 1867 se forma el Primer Plan urbanistico de Kalamata. Al mismo tiempo, la ciudad experimentará un período de rápido crecimiento comercial, industrial y poblacional (entre 1853-1880 su población se duplicó con creces, mientras que en el período 1881-1896 aumentó en casi un 90%). En 1882 se colocó la primera piedra del puerto, proyecto que se completó en 1901. Dos años antes (1899) se electrificó la ciudad, mientras que en 1911 se completó la construcción de la nueva (actual) Aduana. Mientras tanto, se completó la conexión ferroviaria Atenas-Kalamata (finales del siglo XIX y principios del XX). Poco a poco fueron apareciendo en la zona costera naves industriales, oficinas navales y de seguros, consulados, hoteles de lujo y restaurantes.

En 1905 se formará el segundo plano vial de la ciudad, que une la ciudad alta con la playa. Al mismo tiempo, la ciudad se expandirá hacia el lado oeste del río Nedontas. Finalmente, en la zona costera se asentarán después de 1922 los refugiados que llegaron a la ciudad desde Asia Menor. La rápida tasa de crecimiento continuó en las primeras tres décadas del siglo XX. hasta el período de entreguerras, alcanzando la ciudad 30.000 habitantes en 1928 (desde 3.900 en 1853). El siguiente intento de planificación urbana se completó con el Plan General Urbano aprobado poco antes del terremoto de 1986. Este plan apoyó la estructura post-sísmica y la forma actual de la ciudad.

La fisonomía arquitectónica de Kalamata ha sido influenciada por las últimas corrientes europeas (clasicismo alemán, renacimiento italiano, art nouveau, etc.), la arquitectura clásica ateniense, pero también la arquitectura veneciana y los estándares del Imperio Otomano. Un paseo por la ciudad nos dará la oportunidad de conocer todo tipo de edificaciones.
Los más antiguos de todos son los edificios de tipo popular (antes de 1850). Se trata de edificios de planta baja o de dos plantas que no siguen una regla simétrica y tienen elementos morfológicos sencillos. Varias de ellas están ubicadas en el centro histórico y algunas han sido declaradas protegidas.
Le siguen los neoclásicos. El neoclásico temprano (hasta 1880) es una forma de transición entre la arquitectura tradicional y neoclásica. En ellos el suelo se utiliza como vivienda, mientras que la planta baja como tienda, taller de artesanía o almacén. La mayoría de los edificios neoclásicos datan del período 1880-1920 y se encuentran principalmente alrededor de la calle Aristomenous.

Uno de los lugares más hermosos de la ciudad de Kalamata es su playa. La playa de Kalamata tiene 2,5 km de largo y se puede llegar incluso caminando desde el centro de la ciudad y disfrutar de un baño. A lo largo de la avenida Navarinou, con su gran calle peatonal y palmeras, ha sido galardonada con la bandera azul. Con guijarros finos y se profundiza suavemente, mientras que el hecho de que se encuentra en el centro del cerrado golfo de Messina asegura aguas cálidas y tranquilas. En la playa de Kalamata hay opciones para todos los gustos. Encontrarás muchos cafés, pastelerías, restaurantes y tabernas de pescado en el camino. El acceso es gratuito y en su mayor parte se organiza con instalaciones y servicios (sombrillas, hamacas, cabañas), donde además de nadar, existe la posibilidad de practicar deportes acuáticos.

Quieres visitar Kalamata y probar sus aceitunas al lugar de crimen? Comunica con Nosotros