Historia de Puglia

El Sur de Italia y Puglia son lugares no muy conocidos comparados con otros destinos turísticos italianos más famosos pero no por esto menos fascinantes. De hecho viajar a Puglia tiene la ventaja que no es tan explotada turísticamente como otros lugares y al mismo tiempo es una región que se está dirigiendo hacia un turismo de calidad exaltando sus punto fuertes como una excelente gastronomía o ciudades de arte muy valiosas. Hemos redactado una guía de viaje de Puglia para que conozcais un poco más este maravilloso destino.

La Puglia es una región de Italia meridional, precisamente identificada con el tacón de la bota italiana. El nombre latín (y quizás más conocido a nivel internacional) es APULIA. Tiene unos 4 millones de habitantes y su capital es la ciudad de BARI aunque en la región hay otras ciudades muy importantes como TARANTO, LECCE, BRINDISI y FOGGIA. La Puglia es la región más oriental de Italia, estando a unos 80 km desde la costa albanesa y desde las más occidentales islas griegas.

Para leer más ir a nuestro Blog o en la página de Wikipedia.

Prehistoria y época prerromana

Algunos estudios han revelado que la parte sur de Puglia fue habitada ya en el Paleolítico medio (hace 80.000 mil años), la época del ‘Homo neanderthalensis’. También hay testigos del ‘Homo sapiens sapiens’ (Paleolítico superior, hace 35.000 mil años) pero quizás el descubrimiento más interesante de los primeros habitantes de Apulia es DELIA: una mujer de hace 25.000 años descubierta en Ostuni y que tenía en el vientre los restos de un bebé. Esto la ha convertido en la primera madre de la historia encontrada por los arqueólogos. Otros descubrimientos importantes son las construcciones ‘megalíticas’, sobre todo en la parte sur, el Salento, unas especies de dolmen y menhir que en los siglos sucesivos fueron utilizadas como lugares del culto cristiano.

La Japigia (la antigua Apulia), originalmente poblada por ilirios y griegos, comprendía los territorios de la Daunia (norte de Puglia) la Peucezia (el centro) y la Messapia (antiguo Salento). Los Daunios desarrollaron una rica cultura propia, aunque mantuvieron contactos con otras poblaciones vecinas, tanto griegas como indígenas, siempre tuvieron una precisa “independencia” de su cultura. Los Peuceti, habitaron el territorio central de Apulia, que corresponde más o menos a la actual provincia de Bari. La península del Salento (parte sur de Apulia), llamada por los griegos Messapia (que significa “tierra entre dos mares”), fue habitada por los Messapi, población de origen ilírica o del Egeo-Anatolica.

Una historia aparte merece la ciudad de TARANTO, puerto muy importante de la Magna Grecia, que fue fundado en el 706 a.C después de que algunos colonos espartanos se trasladaron en esta zona por cuestiones comerciales. Los tarantinos tenían ambiciones de conquista de los territorios a su alrededor, y alineados a la política de Esparta declararon guerra a los messapi pero remediaron una gran derrota donde también murió el rey espartano Arquidamo III que había venido desde la Magna Grecia para ayudarles en el intento de tomar Puglia.

Época Romana

Los romanos conquistaron la región durante las guerras contra los samnitas y contra Pirro entre el IV y III siglo a.C. La guerra para la conquista de Apulia estaba en todas las ciudades de la región y terminó alrededor de 260 a.C. Los romanos se dieron cuenta pronto de la posición estratégica de la región la cual, con el puerto de Brindisi, era el camino ideal para la conquista de los Balcanes y Grecia. La Puglia fue latinizada de tal manera que contribuirá a la creación de la literatura latina con figuras prominentes como Livio Andrónico, y Marco Quinto Ennio Pacuvio.

El dominio romano favoreció la implantación de grandes infraestructuras y obras públicas en Puglia. Se construyó la Vía Apia, que pasando por Taranto y Oria acababa delante del puerto de Brindisi: el fin de la Regina viarum (la vía Apia) todavía está marcada por dos grandes columnas. Desde Brindisi también empezaba la Vía Trajana, que pasaba por Egnatia (la ciudad que marcaba la frontera entre el territorio Messapico y el comienzo de lo de los peuceta), Bitonto, Ruvo, Canosa y Herdonia, para después volver a conectarse con la Vía Apia cerca de Benevento.

Una demostración de las diferencias (todavía existentes) entre el norte y el sur de Apulia es que los romanos distinguieron la región en Apulia et Calabria, donde Apulia era la actual zona de las Murgie y del Gargano y la Calabria era el actual sur de Puglia: el Valle d’Itria, Salento y Taranto.

Edad Media

Con la caída del Imperio Romano de Occidente, Taranto, después de ser tan importante, entró en un período de decadencia muy largo; esto fue a causa también del desarrollo del puerto de Brindisi. La población de Taranto vivió una larga temporada de incertidumbre, asistiendo a como muchas poblaciones llegaron con intereses no propiamente amigables: los Bizantinos, los Godos y los Longobardos, el general Belisario la ocupó y la repobló, pero Totila con sus Godos la conquistó, creando una fuerte opresión. El general bizantino Narsés, sucesor de Belisario, derrotó a Totila y la rehizo griega. Después, en el 568 llegaron los Longobardos de Albaino y la conquistaron.

La posición muy favorable de Puglia (entre oriente y occidente) la rendía muy apetecible y por eso se sucedieron guerras muy sangrientas durante mucho y muchos años. El Salento sufrió mucha en la Guerra Gótica, hecha por el Emperador bizantino Justiniano para reconquistar las tierras occidentales una vez dominio de Roma, pero también que bien pronto se afirmó la dominación oriental. En tanto, los Longobardos, si bien hoy no se conocen los modos ni los tiempos, conquistaron Apulia. Brindisi fue destruida en el 674 por los Longobardos del Ducado de Benevento guiados por Romualdo, y en el siglo IX fue sede, en el sitio de Torre Guaceto, de un campo sarraceno. Recuperada luego por los bizantinos. El dominio bizantino cesó en el 1071, año en el cual toma el poder Roberto Guiscardo dando inicio a la Conquista normanda de Italia Meridional. Durante el periodo normando, Apulia asume una importancia estratégica y cultural muy grande. Bari fue reconstruida y transcurre bajo Federico II de Hohenstaufen uno de los períodos más espléndidos de su historia.

La llegada de Federico II fue fundamental también para el desarrollo de Foggia, declarada por el soberano como ínclita sede imperial. Sin contar las primeras Cruzadas, Apulia y en particular el puerto de Brindisi, deviene el lugar principal de embarco hacia el Oriente para los numerosos caballeros y peregrinos hacia Tierra Santa.

Edad Moderna

Con el empezar de la Edad Moderna, Apulia fue invadida por los turcos del Imperio otomano que destruyeron la ciudad de Otranto, después pasó en mano del protectorado del Imperio español, primero con la Casa de Habsburgo y luego con la Casa de Borbón. Con los borbones nació el Reino de las Dos Sicilias de la cual Apulia fue uno de los territorios. Durante las Guerras Napoleónicas a inicios del siglo XIX Apulia estuvo sometida al Imperio Napoleónico mientras sufría los ataques ingleses procedentes de las bases ubicadas en las Islas Jónicas. A partir del Risorgimento o Unificación de Italia a fines del siglo XIX, más precisamente desde el año 1861, Apulia dejó de ser una provincia del Reino de las Dos Sicilias y luego ha seguido prácticamente las mismas vicisitudes que las de toda la Italia unificada.

Apulia hoy en día hace parte del Mezzogiorno italiano (sur de italia), más pobre y con una fuerte inmigración hacia el norte de Italia y Europa de jóvenes licenciados que buscan un futuro más acorde con su formación, cosa que no siempre encuentran en el sur de Italia. En los últimos años de todas maneras Apulia ha sido descubierta siempre más por los turistas de media Europa que ven en ella una región menos explotada turísticamente que otras de la misma zona y con una interesantísima oferta de patrimonio cultural, musical, gastronómico, naturalista y arquitectónico. Hay que decir también que la región se supo poner al paso de los tiempos y año tras año está creando una oferta turística sostenible, moderna y que apunta al turismo cultural y de autor más que al del ocio y de playa. Un viaje a Puglia merece la pena por su interesante historia pero también por su generoso y hermoso territorio.