Geografía de Creta

Creta está dividida en cuatro prefecturas o nomoi: Chania, Rethymnon, Heraklion y Lasithi.

Es una isla muy montañosa y con algunos picos como los 2.460 metros del Monte Ida y los 2.452 metros del Levká Óri y una altitud media de más de 200 metros en gran parte de la superficie de la isla. Su relieve está configurado en gran medida por la actividad sísmica, responsable de sus 1.040 kilómetros de recortadas costas y de sus llanuras fragmentadas.

Su río más importante es el Mesara. Entre sus golfos sobresalen el de Mira bello (Mirampéllou), el Chanión (Khanión), y las bahías de Mesara y de Almyroú. Sus cabos más importantes son el Spátha (Ákra Spánta), el Líthinon (Ákra Lithino), el Stavros y el Sideros (Ákra Sideros).

Debido a su geografía montañosa y a sus carreteras, viajar a Creta, resulta muy lento. Es aconsejable intentar ver pocas cosas pero bien ya que el promedio de velocidad que se puede alcanzar en las carreteras de Creta es de unos 40 km/h.